Pajaro Silvestre
OLVIDAROS DE ESTE FORO, AHORA ESTAMOS EN WWW.PAJAROSILVESTRE.ES, ESTAMOS LLENOS DE GANAS Y TODO EMPIEZA A FUNCIONAR, EMPIEZA A SER LO QUE ESTE FUE.

Conectarse

Recuperar mi contraseña



Bird Topsites
Foro en Varios Idiomas
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Maquinaria de Inyección Plástica
Lun Mayo 26, 2014 1:33 pm por Pedro Acero

» pasta de cria
Vie Feb 08, 2013 6:11 pm por triana

» " El GLOSTER "
Vie Feb 08, 2013 11:40 am por simalerco

» criar
Vie Feb 08, 2013 11:26 am por angel1551

» macho o hembra?
Jue Feb 07, 2013 2:34 pm por parjilver

» cria de pardillos en cautividad
Miér Feb 06, 2013 7:35 pm por Fernanu

» empezar a criar mixto de jilguero x canaria verde
Miér Feb 06, 2013 7:32 pm por Fernanu

» no puedo conectarme al nuevo foro ayudaaaaaaaaa
Mar Feb 05, 2013 9:15 pm por urko

» Nuevo cd de copia Jilguero cante limpio
Lun Feb 04, 2013 7:41 pm por alvarillo


PREVENIR Y CURAR ENFERMEDADES551

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 PREVENIR Y CURAR ENFERMEDADES el Mar Mayo 04, 2010 6:48 pm

manuerin


Moderador
INTRODUCCIÓN

Si prevenir es mejor que curar en cualquier sector de la terapia humana y animal, lo es particularmente en canaricultura, puesto que los pajaritos cantores de los que no ocupamos pueden fácilmente estar sanos durante toda la vida si se los trata de manera adecuada. También pueden padecer enfermedades, más o menos graves, que señalaremos a continuación, no sin antes recordar que los contenedores espaciosos y limpios, situados en ambientes luminosos y soleados en el que no haya humedad ni corrientes de aire; así como la alimentación sana y equilibrada y las abluciones diarias, son todos ellos factores que contribuyen a reducir las probabilidades de verse en la obligación de consultar este capitulo.



ACARO ROJO: Es el parásito más frecuente en los pájaros de jaula. También puede introducirse en el criadero a través de accesorios comprados en la pajarerías y mal desinfectados.

Estos ácaros son de color grisáceo pero se vuelven rojos y se hinchan al chupar la sangre de los canarios. Pasan la noche entre las plumas y de día se refugian en cualquier rincón de la jaula o del local de cría. Unos diminutos puntitos oscuros junto a esos rincones delatan su presencia, pero donde resulta más fácil localizarlos es en los listones huecos, que son su lugar preferido para refugiarse.

Es necesario efectuar de inmediato una enérgica desinfección de las jaulas, locales y accesorios con un insecticida especifico para orni- tología, rociándolo también sobre los canarios. La desin-fección debe repetirse durante varios días, despues de los cuales se realizaran controles periódicos para asegurarse que los ácaros han desapa-recido definitivamente.
ACAROSIS DESPLUMANTE: El canario tiene picores, pierde las plumas y presenta algunas clavas. Un ácaro microscópico penetra en el cálamo y destruye las plumas, que presentan la base de color rosado. Hay que quemar las plumas caídas y desinfectar a los canarios con un insecticida específico.

APSIT: Mismos síntomas que la acarosis respiratoria, más un enrojecimiento epidérmico en la zona ventral. Los canarios mueren casi siempre al cabo de dos o tres días. Al ser una enfermedad contagiosa e incurable, hay que limitarse a aislar a los afectados y quemar toda clase de restos y desinfección total.

ACAROSIS RESPIRATORIA: Respiración silbante, carraspeos y apertura del pico sincronizada con la respiración son los síntomas de esta infección parasitaria de las vías respiratorias que puede prolongarse durante mucho tiempo y además es contagiosa, por lo que requiere el aislamiento de los ejemplares enfermos, que habrán de ser curados con un preparado específico pulverizado, acompañado de la administra- ción de un antibiótico siguiendo la posología indicada. Hay que desinfectar las jaulas locales y accesorios y quemar todos los desechos así como a los canarios muertos.

ANEMIA: Los canarios pierden vivacidad, se les hincha el plumaje y tiene el pico y las patas descoloridas. La anemia puede ser causada por ácaros chupadores de sangre, por una alimentación inadecuada o por permanecer en ambientes fríos, húmedos y oscuros, aunque también puede deberse a una infección vírica. Hay que eliminar como es lógico, las causas que han determinado su aparición y luego curarla con un reconstituyente antianémico específico, añadiendo además sulfato de hierro en el agua de beber.

ARTRITIS: Dolor en las articulaciones al tocarlas; están hinchadas y enrojecidas y suelen dificultar el movimiento. La artritis puede ser cau- sada por un ambiente frío y húmedo o por gérmenes patógenos específicos. Las curas en general no sirven de mucho; puede aliviar una fricción sobre las zonas hinchadas con un linimento revulsivo que no sea tóxico para las aves. Cuando sea la temporada se les puede dar tomates y cerezas, pues estos alimentos ayudan a veces a mejorar la artritis.

ASMA: Respiración dificultosa y jadeante, sobre todo después de un esfuerzo de vuelo. En los casos menos graves no se perciben irre- gularidades respiratorias en estado de reposo. Se puede intentar la cura administrando un antiasmático, según la posología especifica. Es indispensable colocar al canario en un ambiente limpio, soleado y razonablemente cálido. (El asma puede confundirse con la acarosis respiratoria, la cual sin embargo suele manifestarse con carraspeos).

AVITAMINOSIS: Pérdida de vivacidad, plumaje descompuesto, adelgazamiento y gran predisposición a contraer otras enfermedades. La falta de vitaminas es un estado morboso que afecta a los canarios o los que se le alimenta exclusivamente con la mezcla de semillas. Hay que proporcionarles fruta y verduras frescas a voluntad, confiando en que a los pájaros que no estén acostumbrándoles gusten estos alimentos, de no ser así, habrá que recurrir a preparados vitamínicos sintéticos.

CANDIDIASIS: Proliferación de hongos que determina la formación de placas verdosas o blanco-amarillentas en las mucosas de la cavidad oral y del esófago. Los canarios afectados por esta enfermedad comen poco y con dificultad y tienden a descansar en el fondo de la jaula con el plumaje encrespado; además sacuden la cabeza, expulsan saliva mucosa y se cansan al respirar. Si no se interviene, pueden morir por desnutrición, intoxicación o asfixia. Hay que aislar a los ejemplares infectados, quemar diariamente sus desechos y sustituir el agua de beber por una solución de sublimado corrosivo a 1 por mil.

CATARATAS: Los canarios tienden a moverse poco cuando ven con dificultad con el tiempo pueden llegar a perder completamente la vista. Las cataratas se detectan por la opacidad del cristalino en uno o en ambos ojos. Pueden deberse a traumas, a estados patológicos, a la vejez o, a un exceso de apareamientos consanguíneos o entre razas recesivas. No se puede curar pero evitando esos apareamientos se evita su aparición.

CATARRO O CATARRO GÁSTRICO: Los canarios respiran con dificultad, jadeando, están débiles y a menudo tienen la nariz acatarrada. Si ésta está obstruida hay que desatascarla lavándola con agua boricada tibia. Los ejemplares enfermos deben estar en un ambiente cálido a temperatura cons-tante. Si no mejoran pronto, hay que curarlos sufumigaciones ( echar, a intervalos cortos unas cucharaditas de bicar- bonato de sodio en una olla de agua hirviendo y exponer a los enfermos, sostenidos en la mano al vapor alcalino así obtenido. El catarro si no se cuida, puede provocar la aparición del catarro gástrico, causado también por una alimentación poco nutritiva. Los canarios tienen el estomago hinchado, además evacuan con dificultad abundantes heces semilíquidas de color amarillo-verdoso. Se cura con una alimentación sana y ligera y con una infusión de lechuga en lugar del agua de beber.

CORIZA: Es el costipado de los animales, más grave que el humano. Los canarios tienen los ojos hinchados, goteo nasal y posteriormente también goteo ocular purulento que a menudo sella los párpados: Si no se cura a tiempo puede provocar altas tasas de mortalidad entre nuestros pájaros. Hay que aislar a los ejemplares enfermos en un ambiente seco y a temperatura constante y llevar a cabo una cuidada desinfección de los locales y accesorios; lavar con agua boricada tibia la nariz y los ojos, eliminando las secreciones coaguladas, y poner a los canarios inyecciones de estreptomicina en las dosis prescritas por el veterinario. La alimentación debe ser sana y rica en sustancias vegetales frescas.

DIFTERO-VIRUELA: En la forma fulminante el canario muere de improvisto sin que se presente ningún síntoma. En la forma aguda se observa una respiración dificultosa y silbante, inapetencia, postración y eventualmente, también pérdida de saliva espumosa por el pico y de suero por la nariz, así como inflamación ocular. La muerte sobreviene al cabo de tres o cuatro días. En la forma variolosa se observa inflamación de los ojos con expulsión de suero purulento y desplumadura periocular, así como formación en la cabeza y en las patas de pequeñas pústulas rojizas o amarillentas llenas de suero purulento y a menudo cubiertas de costras. Una parte de los ejemplares enfermos muere, pero el resto, al cabo de tres o cuatro semanas, se restablece y se vuelve inmune a esta enfermedad. Sólo en la forma variolosa se pueden practicar intervenciones curativas basadas en la extirpación de las pústulas, previamente reblandecidas con aceite de oliva, desinfectando luego las lesiones con glicerina yodada( hay que tener cuidado para que el liquido no entre en el interior del pico). Anádase zumo de limón al agua de beber. Sea cual sea la forma en que se presenta la diftero-viruela, hay que aislar a los enfermos y quemar diariamente los desechos y los ejemplares muertos y desinfectar cuidadosamente los locales, jaulas y accesorios. Para prevenir esta enfermedad tan contagiosa hay una vacuna especial que debe inocularse durante el verano.

DISENTERÍA: Evacuación semilíquida de color amarillo-verdoso, región anal inflamada. La diarrea suele estar causada por verduras mojadas, alimentos estropeados, enfriamientos o locales de cría sucios y mal ventilados. A los canarios enfermos hay que colocarlos en un lugar bien protegido, luminoso, soleado y aireado, dándoles además una alimentación racional y vitamínica. Déseles para beber el agua de cocer el arroz. Hay que proporcionarles semillas de amapola y manzana. Si la disentería no se cura en un par de días, conviene que el veterinario recete un fármaco específico de acción astringente.

EPILEPSIA: También los canarios pueden sufrir ataques epilépticos, y no hay que tocarlos para nada durante la crisis. Luego se comprobara si los ataque se deben a la presencia de parásitos intestinales, en cuyo caso habrá que eliminarlos con un vermífugo especial. En caso contrario esta enfermedad crónica no es curable pero los enfermos pueden seguir viviendo durante mucho tiempo normalmente, crisis aparte, si se los mantiene en un lugar tranquilo y sano y se los alimentas con muchas sustancias vegetales frescas. Si las crisis son frecuentes, conviene administrarles un sedante, que, aunque no cura la epilepsia, sirve no obstante para que los ataques sean menos frecuentes y menos intensos.

ESTREÑIMIENTO: Excrementos excasos, en general viscosos, expulsados con dificultad. El estreñimiento en los canarios se debe casi siempre a una alimentación inadecuada por falta de verduras frescas o a cambios repentinos de temperatura. Se combate rápidamente echando unas gotas de aceite de vaselina en el pico de los pájaros. Si el estreñimiento es grave, habrá que añadir durante unos días sulfato de magnesio al agua de beber (un gramo por cada litro). Es necesaria una alimentación con muchas verduras.

FALSA MUDA: Fuera del período de la muda, el canario pierde continuamente pequeñas cantidades de plumas. A veces se forman calvas.Se debe a una disfunción orgánica que puede estar causada por las malas condiciones de cría y de nutrición (falta de sol, suciedad, mala ventilación, temperatura ambiente demasiado alta o demasiado baja, corrientes de aire, iluminación artificial, alimentación poco variada, semillas estropeadas, etc.) . Hay que comprobar ante todo si la perdida de plumas es culpa de los parásitos (acarosis desplumante), y, una vez seguros de que se trata de una falsa muda, colocar a los canarios en un contendor espacioso, en un ambiente soleado, ventilado y protegido térmicamente, proporcionándoles una alimentación sana, con muchas verduras frescas y alimentos ricos en vitamina B; tampoco debe faltar la papilla de huevo y una hoja de col.

CANGRENA SECA: Los canarios son especialmente propensos a esta rara enfermedad incurable y de génesis desconocida. La progresiva falta de riego sanguíneo en el dedo de una pata determina su necrosis. Puede suceder que el mal se limite a oscurecer un solo dedo en este caso cae espontáneamente y el canario sigue viviendo con normalidad, pero si el proceso de desecación se extiende a toda la extremidad la muerte es segura. En este caso el inútil recurrir a la amputación porque la enfermedad no se detiene.

INDIGESTIÓN INGLUVIAL: Acumulación de sustancias alimentarías o de fibras vegetales en el buche, evidenciado por la hinchazón y por el hecho de que el canario intenta expulsar el contenido sin conseguirlo puesto que éste se ha secado dando lugar a fermentaciones gaseosas. Si no se elimina la acumulación, la muerte sobreviene al cabo de unos días. A veces los canarios consiguen ellos solos eliminarla con mucho esfuerzo, pero el criador debe intervenir introduciendo en el pico, con un cuentagotas, aceite de oliva, para reblandecer la acumulación, lubricándola y haciendo así más fácil su eliminación. Un suave masaje en la zona ingluvial contribuirá posteriormente a la eliminación de la sobrecarga. Si estas intervenciones no dan resultado, no habrá más remedio que recurrir a la extracción del amasijo con un fórceps, pero esta operación sólo la pueden realizar personas verdaderamente expertas.

INFLAMACIÓN DE LA GLÁNDULA SEBACEA: Los canarios como la mayor parte de las aves, hacen impermeable su plumaje untándolo con la secreción sebácea que sacan con el pico del uropigio, una glándula presente en la rabadilla: Puede ocurrir que esta glándula esté inflamada y endurecida, en ese caso hay que untarla con aceite templado. Si se produce supuración hay que aplicar una pomada antibiótica pero si la inflamación no desaparece, habrá que recurrir al veterinario, quien en casos extremos, puede realizar una incisión y luego una cauterización.

INFLAMACIÓN DE LAS PATAS: Se debe normalmente a incrustaciones de suciedad que se forman cuando las jaulas no son adecuadas o no se limpian regularmente, y cuando los canarios no se bañan a diario. Hay que vigilar la limpieza del criadero y permitir a los pájaros sus abluciones regulares. Se puede aplicar una pomada sobre las patas. Hay que prestar especial cuidado en no confundir la inflamación con la sarna.

INFLAMACIÓN DE LOS OJOS: El estado inflamatorio puede ir acompañado de lagrimeo y flujo seroso. Hay que lavarles los ojos con agua boricada tibia recién preparada (treinta gramos de ácido bórico disueltos en un litro de agua hirviendo) y, si la inflamación parece grave aplicar un colirio de antibiótico según posología específica.

INFLAMACIÓN DEL OÍDO: Se detecta por el comportamiento del animal, que tiene la cabeza torcida. Puede deberse a parásitos o a una infección. Hay que echarles una gota de glicerina fénica en el conducto auditivo. Si no mejora, habrá que recurrir a un antibiótico.

LARINGO-TRAQUEITIS:Respiración dificultosa y jadeante con el pico abierto; tos y mucosidad purulenta o hemorrágica. Puede haber inflamación de los ojos. Enfermedad contagiosa que afecta preferentemente a los jóvenes y puede causar muchas muertes; algunos ejemplares se curan espontáneamente. Esta enfermedad no es curable y al ser contagiosa hay que aislar a los enfermos, quemar los desechos y realizar meticulosas desinfecciones.

NEFRITIS: Estado de postración, inapetencia, excrementos fluidos y con muchos más uratos de lo habitual; a veces forman edemas en las extremidades. Puede deberse a las malas condiciones de los locales, jaulas o la alimentación. Lo que debe hacer el criador para ayudar a los canarios a superar la crisis es proporcionarles una dieta ligera con muchas verduras frescas y pocas grasas y proteínas.

OSTEO-ARTRITIS INFECCIOSA: Diarrea, inapetencia, fiebre, postración, dolor e inflamación de las articulaciones, los ojos pueden estar inflamados y húmedos. Los canarios enfermos de ósteo-artritis pueden tener las alas caídas o mantenerse con dificultad sobre el listón, del que a veces se bajan para descansar sobre el fondo de la jaula con las patas estiradas. Es una enfermedad contagiosa que en su forma aguda conduce a la muerte al cabo de varios días. Hay que aislar a los ejemplares enfermos y quemar los desechos y los cadáveres de los ejemplares muertos, desinfectando cuidadosamente los locales y jaulas donde hallan estado alojados dichos ejemplares enfermos.

ROLAPSO DEL OVIEDUCTO: En las canarias que tienen dificultades para poner, puede producirse, aunque rara vez, la salida del ovieducto. Si nos damos cuenta cuando la mucosa del órgano está todavía blanda, hay que lavarla con agua salada templada, rociarla con unos polvos antibióticos y procurar volver a ponerla en su sitio, después de haber eliminado el huevo no puesto. La operación es muy delicada, y sólo las personas muy hábiles pueden prescindir en este caso del veterinario.

PULMONÍA: Respiración dificultosa, a veces con estertor y tos, plumaje encrestado, alas separadas del cuerpo y movimiento rítmico de la cola; en algunos casos el pico adquiere una tonalidad violácea. Cuando se agrava la inflamación de los pulmones, los ejemplares infectados permanecen en el fondo de la jaula y mueren al cabo de unos días. La pulmonía de puede curar tratándola a tiempo con antibióticos de amplio espectro disueltos en agua. Como es natural los ejemplares enfermos deben de estar en un ambiente cálido y, si respiran con dificultad, hay que aplicarles sufumigaciones varias veces al día, procurando envolverlos en un paño de lana hasta que el plumaje esté completamente seco.

QUISTES DEL PLUMAJE: Los canarios presentan inflamaciones subcutáneas localizadas sobre todo en la espalda y la parte superior de las alas, debidas al crecimiento malogrado de una pluma. Unas veces se forma un solo quiste, pero otras puede haber más de una decena. Los quistes del plumaje afectan casi exclusivamente a los canarios y sobre todo a las razas inglesas. Los quistes del plumaje afean la estética del pájaro y pueden ocasionarle molestias, pero no amenazan seriamente su salud, y pueden pasarse por alto si no se desarrolla demasiado. En caso contrario, hay que eliminarlos mediante la ablación quirúrgica, que sólo puede realizarla el veterinario o una persona verdaderamente experta.

REUMATISMO: Se presentan los mismos síntomas de la artritis, menos la hinchazón. Su aparición suele deberse a la permanencia en lugares fríos y húmedos. El tratamiento es el mismo que para la artritis, haciendo especial hincapié en que los canarios estén en un ambiente seco, soleado y a la temperatura adecuada.

RONQUERA: Es grave para los machos cantores, que no pueden emitir su melodía. Suelen estar causados por cambios bruscos de temperatura, frió, corrientes de aire o agua demasiado fría para beber. La ronquera crónica es por lo general incurable, pero la esporádica se cura fácilmente aislando a los canarios en un contenedor espacioso que esté en penumbra y a temperatura constante. Hay que sustituir el agua de beber por una infusión de manzanilla con un poquito de miel y procurar que no les falte nunca algún trozo de manzana fresca.

SALMONELOSIS: Diarrea y cloaca a menudo incrustada de heces blanquecinas, inapetencia, sed, vientre inflado, respiración afanosa y adelgazamiento rápido. Cuando afecta a los polluelos es siempre mortal; los adultos se curan a veces, pero siguen siendo portadores de esta enfermedad infecciosa. Es necesario aislar a los enfermos y desinfectar las jaulas, accesorios y locales, así como quemar diariamente los desechos y los ejemplares muertos. El tratamiento se basa en la administración de antibióticos según la posología específica y en una alimentación con muchas vitaminas.

SARNA: En las patas de los canarios se forman costras rugosas, grisáceas con una serie de bultitos internos debidos a la afección de los ácaros que parasitan la piel. Más raramente la infestación puede producirse en la zona del pico. La sarna aparece con facilidad en los criaderos sucios, por eso la mejor forma de prevenirla es la limpieza regular. Hay que desinfectar las jaulas, accesorios y locales y tratar a los ejemplares enfermos untando con un pincel un par de veces al día sobre las zonas afectadas aceite de parafina puro (también hay pomadas especiales); una vez reblandecidas, hay que desprender las costras con mucho cuidado; continúese el tratamiento hasta la completa curación, acompañándolo de un régimen alimentario sano y rico en sustancias vegetales frescas.

SUDOR: Son sobre todo los polluelos los que emanan un exudado viscoso que baña el vientre a la madre. Se trata de una forma de inflamación intestinal originada casi siempre por el frió o alimentos inadecuados. Por lo general se pierde toda la nidada, aunque a veces se salvan algunos polluelos. Hay que colocarlos en un ambiente a temperatura uniforme y darles una alimentación



_________________



http://manuerin.blogspot.com/ (en obra)
http://www.fulltono.com/ LA MEJOR MUSICA
Ver perfil de usuario

2 Re: PREVENIR Y CURAR ENFERMEDADES el Mar Mayo 04, 2010 6:54 pm

buen articulo muy interesante saludos


_________________
visita mi foro en
http://www.todosilvestrismo.net/


Ver perfil de usuario

3 Re: PREVENIR Y CURAR ENFERMEDADES el Mar Mayo 04, 2010 7:04 pm

manuerin


Moderador
gracias compañero un saludo


_________________



http://manuerin.blogspot.com/ (en obra)
http://www.fulltono.com/ LA MEJOR MUSICA
Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.